martes, 10 de noviembre de 2015

La teoría del todo

Stephen Hawking sigue detrás de... La teoría del todo:


De qué va?!
La teoría del todo narra la relación del genio Stephen Hawking y su esposa Jane Wilde. Y cómo el físico consiguió sus más importantes teorías gracias a la ayuda de su mujer.

Y... qué tal?!
Paco: Basada en Hacia el infitito (las memorias de Jane Wilde), la cinta que consiguió tres nominaciones y una estatuilla, en los pasados Oscar, es demasiado benevolente con el genio de Oxford. El "buen sabor de boca" con el que pretende dejarte al final, me pareció un poco forzado. Él es, además de un genio, una persona fabulosa, afable, divertida y con una fortaleza interminable. Pero aún así, su mujer, la que de verdad tiene una fuerza de voluntad interminable, pasa por muchos momentos dramáticos y de sufrimiento terribles que la película muestra muy de refilón. 
Pero bueno, más allá de lo fiel que la adaptación pueda ser, la película, con una fotografía llena de luminosidad y desenfocada en muchos momentos, busca de alguna forma ser tan "etérea" y brillante como las teorías de su protagonista. Pero se queda a medio camino y no lo consigue. Por otro lado tenemos el apartado de maquillaje que queda bastante pobre. Ya que los personajes, aún habiendo tenido tres hijos parece que no envejecen. 
Son las actuaciones de ellos dos, Eddie Redmayne (Los miserables) como Stephen Hawking y Felicity Jones (Como locos) Jane Wilde las que llenan la pantalla y hacen que merezca verla. Especialmente la de él, que aprovecha el papel y encarna a un personaje lleno de matices, sobre todo físicos, desde el principio de la película. 6.5/10

Ele: Gran película y altamente recomendable, pero tened claro antes de verla que es un dramón y como tal muy dura.
La teoría del todo nos cuenta tanto la vida personal de Stephen Hawking, como todas sus genialidades en el mundo de la astrofísica. Aunque, sí que es verdad que, le da más protagonismo a su relación sentimental que a sus descubrimientos científicos.
Todos los actores están muy bien, pero por supuesto, hay que destacar a Eddie Redmayne que hace un papelón. El Oscar que se llevó por mejor actor no podía haber sido más merecido. Desde el minuto uno coges cariño a su personaje, caracterizado por esa ternura, bondad y singularidad. Su transformación física es insuperable. Y no quiero dejar sin nombrar a Felicity Jones, porque también hace un gran papel. Por poner alguna pega diría que les envejecen un poco tarde, van pasando los años y ves en él sus notables cambios físicos, debido a la enfermedad, pero la cara de ambos es prácticamente la misma. 8/10.

Trailer:



No hay comentarios:

Publicar un comentario