miércoles, 26 de julio de 2017

A 47 metros

Estar rodeada de tiburones es peor si estas... A 47 metros:


De qué va?!
Kate y Lisa están de vacaciones en México. Cuando surge la oportunidad de sumergirse en una jaula para ver tiburones blancos, ambas se preparan para encontrarse cara a cara con el depredador más feroz de la naturaleza. Pero entonces la jaula se suelta del barco y quedan atrapadas a 47 metros de profundidad.

Y... qué tal?! 
El verano pasado le tocó el turno a Infierno azul  y este a A 47 metros. Los tiburones gustan e inquietan a partes iguales. Excepto en Sharknado que dan entre pena y risa.
A 47 metros, tiene un enfoque distinto al resto de películas con escualos. Y es que, aunque tienen importancia y te pasas gran parte de la película esperando su aparición, la cinta se preocupa más de angustiarte con la situación de las dos protagonistas. La presión, la profundidad, el oxigeno, la oscuridad. Hay otros factores que maneja de manera perfecta para conseguir transmitir al espectador esa sensación de agobio constante y hacerle respirar hondo en algunos momentos. Esa sensación que pudimos vivir en películas como La cueva o The descent pero, además, con tiburones y sin poder respirar por tus propios medios.
En general es una película que utiliza muy bien sus recursos, incluyendo las interpretaciones, y que hace te interese todo lo que pasa. Dadle una vuelta, os enganchará y os sorprenderá. 6,5/10

Trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario