lunes, 4 de diciembre de 2017

Entrevista a Sergio Molina director Nocturna 2017

29 de octubre 2017. 19:00. Cinesa Proyecciones. Madrid. 
Mientras en la sala uno del Cinesa Proyecciones pasaban Quién puede matar a un niño, del homenajeado Chicho Ibañez Serrador, la última película del festival, nosotros quedamos con Sergio Molína, recién estrenado director del festival, para intercambiar unas palabras. A la conversación se une Bea, una de las majisimas encargadas de comunicación. A continuación os dejamos la entrevista que ni el ruido de la máquina de hielos y chucherías ni la venta de palomitas pudo parar. 


Sergio Molina en la inauguración de Nocturna 2017 junto a José Luis Aleman, su productor (a la dcha)

Tras la difícil edición del año pasado, en la que sufrimos grandes recortes, llega la edición del cambio. Cambio de sede, equipo, fechas, imagen... ¿Cómo lo afrontáis? ¿Cómo una especie de reinicio o una continuación?
Es una buena pregunta. Es como un reinicio pero con una continuación al mismo tiempo. Es decir, la esencia estaba ahí y no queremos perderla, pero es verdad que había muchas cosas que queríamos cambiar. Desde un punto de vista presupuestario, de imagen y de afrontar el propio evento como una marca de Imagen-Ciudad, acercándonos así a la ciudad de Madrid. También creemos que el cambio de fechas era bueno, ya que Madrid es una ciudad que vive Halloween y, aunque este año hemos tenido unos días que parecía que estábamos en el Sahara Occidental (risas), son fechas que no hace tan buen tiempo y la gente puede cambiar las terrazas por una sala de cine.

Ese cambio de fechas que comentas os coloca justo detrás de Sitges. ¿No teméis convertiros en una especie de extensión o repetición en cuanto a proyecciones se refiere?
Nosotros no queremos competir con Sitges. Al revés, queremos acercarnos. Antes estábamos de espaldas y ahora nos damos la mano. Sitges es el monstruo de los festivales. Todos los años proyecta unas 200 películas. ¿Qué producción mundial hay al año de cine fantástico? No muchas más de 200, por lo que es evidente que nosotros y todos los festivales beben de Sitges. Pero nosotros intentamos mantener nuestra identidad a través de los homenajes, invitados y eventos que hacemos. También con las películas. Por ejemplo, Cut Shoot Kill y Pilgrimage son premieres europeas que no han pasado por Sitges. Pero es obvio que hay muchas películas que la gente quiere ver y que tenemos que traer. Por otro lado, esto es Madrid, estamos a 650 km de Sitges y no todo el mundo puede desplazarse hasta allí.

Al hilo del festival de Sitges. Este año la programación ha estado muy equilibrada y a muy buen nivel. ¿Qué criterios habéis seguido a la hora de elegir las películas? ¿Os habéis basado en su palmarés? 
No porque no sabíamos los premios de Sitges. Todas las películas estaban cerradas antes del palmarés, entonces no sabíamos los premios. Pero si que es verdad que ya las habíamos visto. Lo que hicimos fue primar la calidad y el nivel. El cine es tremendamente subjetivo pero, desde mi punto de vista, este año no ves ninguna película del festival y piensas "¡qué desastre más absoluto!". Te pueden gustar más o menos, pero todas tienen un nivel profesional. A partir de ahí, todo es optimizable y mejorable, y vamos a intentar traer lo mejor que podamos. Pero nosotros estamos tremendamente contentos con la programación.

Mantenemos el número de películas pero las agrupamos en menos días. La idea de partida es mantener lo que tenemos y luego intentar crecer?!
La idea es optimizar. Nosotros tenemos un presupuesto para cubrir invitados, alquiler del cine, hoteles y todos los gastos que genera el festival. Lo que hacemos es, ofrecer lo mismo en menos tiempo para optimizar costes. A partir de ahí, si recibimos subvención o algún patrocinio importante iremos aumentando días con la misma filosofía. Pero evidentemente, lo que busco es la viabilidad del proyecto. Si te vas a venir desde Valencia, por ejemplo, no es lo mismo coger dos días en el trabajo y ver tres películas cada día, que coger toda la semana y ver una.

Otros años habéis apostado por las series. ¿Pensáis volver a hacerlo?
A mi me gustaría. De hecho me pasó una cosa muy curiosa; contacté con TVE para apoyarles con el tema de las series web pero no me contestaron. Y diez días antes del festival me escribieron muy interesados en participar, pero ya teníamos la programación cerrada y era demasiado tarde. La idea es que sí. La televisión está cogiendo una fuerza enorme y creo que se hacen cosas maravillosas. Intentaremos trabajar en esa línea. A mi me encantaría. ¿Os habéis planteado pasar películas exclusivas de plataformas VOD, como podría ser Netflix?. A mi no me importaría en absoluto. No lo hemos hecho porque no nos ha llegado. Puede que haya gente que sí, pero ni yo ni la organización tenemos problemas en ese sentido. Son plataformas y conceptos distintos pero tienen que convivir. Una cosa es lo que grabas y otra cosa dónde lo proyectas. Por nosotros no habría problema siempre y cuando no se hubiera proyectado ya antes. Lo que tienes que ofrecer en un festival es la primicia. Desde mi punto de vista, es muy importante, y es muy bonito, ese punto de exclusividad, el pensar que vas a ver algo especial y exclusivo. Y que entres en la sala sabiendo que lo vas a ver tú y los que están contigo en la sala, no se va a ver hasta dentro de un tiempo. Como por ejemplo hemos hecho con Happy death day que ha abierto el festival y se estrena en noviembre.

Habéis recuperado la sede paralela, este año había proyecciones en Cineteca, y el pase del domingo con la ganadora del festival. ¿Os habéis planteado también volver a editar el DVD con cortos como los dos primeros años?
De momento no pero es una idea. Necesitamos una editorial para hacerlo. Nosotros hemos comentado alguna cosilla pero de momento no hay nada. No nos importaría la verdad.

¿Hay alguna anécdota que te vayas a guardar de tu primera edición como director? 
Muchas, me han pasado cosas muy curiosas. Puede que lo más simpático sea que en el pase de Another Wolfcop apareció, sin previo aviso, uno de los actores chinos y nos dijo que él aparecía en la cinta. Nos quedamos alucinados. Nadie sabía absolutamente nada. ¿Y algún mal trago?. Ha habido algún problema con los subtítulos en algunas películas. La persona que tenía que hacerlos se le olvidó y... bueno pues no hubo subtítulos. Y luego, bueno, no lo calificaría de mal trago, pero si que es verdad que nos estamos planteando cambiar la sala principal para que sea un poco más alta. Ha habido gente que se ha quejado de que hay sitios desde los que no se veían bien los subtítulos. Sobretodo por los asientos delanteros.

En general hemos visto una valoración muy positiva de la gente. ¿Cuál es tú valoración personal?.
En primer lugar y más importante, es que la respuesta del público me ha parecido maravillosa. Muchas gracias. Me encanta que la gente se levanté en la sala y se pongan a aplaudir cuando 'chulu' aparece en la pantalla. Creo que es muy divertido y en un festival la gente tiene que disfrutar. Nosotros todo lo hacemos pensando en que la gente se divierta y en divertirnos nosotros también.

Nuestro 'slogan' en Última Fila Centrado es "Blog para cinéfilos, cinéfagos y demás criaturas de la noche...". ¿Qué hay de cada uno de ellos en tí?.
Todo. Soy cinéfilo, soy cinéfago y, soy hijo de mi padre, por lo que también soy una criatura de la noche. A veces cuando sale la luna llena me encabrono (risas). Yo he vivido y mamado el cine fantástico desde niño, para mi esto es una forma de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario