miércoles, 24 de junio de 2015

Jurassic World

Veintidós años después el sueño de John Hammond se hace realidad... Jurassic World:


De qué va?!
Veintidós años después de lo que ocurrió en Parque Jurásico, Isla Nublar se ha convertido en un parque temático de dinosaurios completamente operativo. Tras varios años de bajadas de visitantes una nueva atracción está en marcha. Un dinosaurio creado geneticamente que reaccionará de una forma terrible.

Y... qué tal?!
Paco: Veintidós años han pasado desde que fuera cuatro veces al cine a ver Parque Jurásico. Una de las películas favoritas de mi infancia y que recuerdo con más cariño. Casi con tanta ilusión como miedo entre a ver el parque... y no me ha decepcionado. Más bien todo lo contrario. 
Solo hicieron falta 5 minutos y verme dentro de ese catamarán rumbo a Isla Nublar para volver a sentirme como hace veintidós años. Nada sorprende, nada es nuevo, es la misma isla, y son los mismos dinosaurios, pero ha recuperado esa sobrecogedora aura de misterio, de aventura y de peligro. Es muy emocionante. Consigue que los que eramos niños entonces volvamos a sentirnos así una vez más. Jurassic World obvia las dos últimas películas de la saga y se convierte en una mezcla entre remake y secuela directa de la primera. La han tratado con tanto cariño y han querido tener tantos guiños a los seguidores y a la película original, que al final han hecho que andemos por sitios por los que ya hemos andado y que haya escenas prácticamente iguales a las que vimos en 1993. Por lo que hay veces que parece que estés viendo la misma película. 
También me parece que están muy bien escogidos la pareja protagonista. Chris Pratt, sin tener tanta personalidad como en Guardianes de la galaxia interpreta a un creíble y resuelto domador de raptores, mientras que Bryce Dallas Howard (El bosque) es la estirada directora del parque. Tienen química. 
Pero (tenía que haber un pero), hay cosas que desde mi punto de vista podrían haber hecho mejor. Como por ejemplo haber usado más marionetas y menos efectos especiales hechos por ordenador. Haberlos mezclado más, como hizo Spielberg de una manera tan maravillosa en la primera. Aunque parezca mentira, hay veces que los efectos especiales cantan un poco y no son tan creíbles como lo habría sido un dinosaurio hecho de animatrónica. Y también tengo que decir que el final me dejó un poco frío. Imagino que Colin Trevorrow, el director, que ha hecho un muy buen trabajo por cierto, se vino arriba y le dio luz verde. No le habría venido mal que le dieran otra vuelta. Aún así, me están entrando ganas de volverla a ver. No digo nada más. 8/10.

Ele: Tenía claro que sería imposible superar esa primera parte que consiguió dejarnos a todos boquiabiertos desde el principio hasta el final de la película. Ya no hay factor sorpresa, sabes cómo van a ser los dinosaurios y que seguro alguno se va a escapar y va a liar una tremenda en el parque. Pero, a pesar de esto, he de decir que ha estado a la altura, no decepciona, entretiene y te engancha durante toda la cinta. 
En la película de 1993 el parque se viene abajo antes de su inauguración, en esta tiene sus puertas abiertas a los visitantes y es una auténtica maravilla. La atracción de la piscina, los safari en giroesfera, pequeños dinosaurios como si fueran ponis de feria, ...En definitiva los paisajes y decorados son impresionantes. A esto le sumas buenas escenas de acción, muchos toques de humor y una curiosa historia de amor, todo ello a un ritmo trepidante.
Por último decir que me ha gustado mucho la pareja que forman Chris Pratt y Bryce Dallas Howard. 8/10.

Trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario